Piqué y Rakitic, los pilares del equipo

Al Barça le viene una semana determinante: la visita del Atlético de Madrid el sábado puede servir para, en caso de victoria, dejar LaLiga prácticamente cerrada y el miércoles juegan la ida de los cuartos de final de la Champions ante el Manchester en Old Trafford, una frontera que hace tres temporadas que no supera.

Ante esta situación, era casi obligado que Valverde diera descanso a las piezas clave de su equipo en el partido del martes en el campo del Villarreal. Messi, Piqué y Rakitic empezaron en el banquillo y pudieron ahorrarse minutos de cara a los dos decisivos compromisos. El central no jugó ni un minuto, el argentino disputó media hora y el croata 20 minutos. La entrada en el campo de los dos últimos sirvió para igualar el partido, pero, más allá de la evidente influencia de Messi, quedó claro que tanto el croata como el catalán son los pilares del equipo de Valverde y que su ausencia se nota muchísimo.

Piqué y Rakitic son los dos jugadores que más minutos llevan esta temporada en el Barça. El central se perdió sus primeros minutos de Liga en el campo del Villarreal y lleva disputados 3690 minutos en 41 partidos disputados. El 97 por ciento de los posibles. El caso del croata es todavía más exhaustivo porque a pesar de que lleva menos minutos en el Barça que su compañero (3389) Rakitic sí que sigue jugando con su selección, por lo que es el jugador del Barça con más minutos en las piernas en total. Ya la temporada pasada fue el jugador de Europa que más partidos disputó con 70 encuentros.

Era tan lógico que descansaran como es alarmante el hueco que deja su ausencia. Sin Piqué, la defensa naufragó por el centro donde Lenglet no tuvo el referente acostumbrado y Umtiti demostró sus carencias físicas tras la lesión. Los balones aéreos fueron una tortura para la zaga culé y los laterales se vieron faltos de la dirección del central que les apoya para sacar el balón o les ayuda a corregir. Sin Piqué, Sergi Roberto y Alba fueron menos que en otros partidos.

En el caso del croata, su ausencia en el centro del campo también repercute en sus compañeros. El Barcelona pierde equilibrio y Busquets a su mejor colaborador. El de Badia perdió muchos más balones de los acostumbrados y Arthur naufragó sin saber muy bien cuando debía atacar, conservar o defender. Arturo Vidal mantuvo el tipo, pero no tiene la capacidad técnica del croata ni prueba el disparo como hace Rakitic. Aún así, dio el pase de gol a Malcom.

De cara a los partidos decisivos ante Atlético y Manchester United, si no hay complicaciones físicas, Valverde volverá a contar con ellos, que apuntan a jugar todos los minutos posibles.

Leave a Response

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *