Piqué: «Tendríamos presión si ya no lucháramos por ningún título»

La sala de prensa del estadio de Old Trafford está dedicada al número siete. Cuelgan fotografías y murales dedicados a varios de los portadores del legendario dorsal del United: George Best, Eric Cantona, David Beckham, Cristiano Ronaldo… Es sólo un ejemplo más. No hay rincón que no te devuelva al pasado, como si el campo de fútbol fuera en realidad un inmenso museo. Frente a una mesa y un micrófono se sentó Gerard Piqué, en su día un jovencito diablo rojo aleccionado por Sir Alex Ferguson Roy Keane -«volví a Barcelona siendo una persona completamente nueva»-, y que tomó la responsabilidad de enfrentarse a la prensa en la víspera de la ida de cuartos de la Liga de Campeones.

En el ambiente volvieron a rondar los viejos fantasmas. El equipo azulgrana ha encadenado tres eliminaciones consecutivas en esta misma ronda, en cuyos partidos a domicilio ni siquiera logró marcar un gol. «Tendríamos presión si lleváramos 10 o 15 años sin ganar la Champions. O si no la hubiéramos ganado nunca. O si no estuviéramos luchando ya por ningún título. Y no es el caso. Llegamos en una situación muy buena. La Liga la tenemos muy cerca y estamos en la final de Copa. Lo que sí tenemos es mucha ilusión».

Cuestionado por la caída de Roma, Piqué trató también de sacar el lado positivo: «Es algo que sucedió y que ocurre a veces en el fútbol. Nos caímos y nos levantamos otra vez. Ha habido episodios duros en el Barça. Lo de Roma, aquellas semifinales contra el Bayern, pero también momentos muy buenos. Y éstos ganan por goleada. Se trata de aprender de tu carrera y de tu vida. Seguro que hemos aprendido. Este año tendremos más cuidado y estaremos más atentos para que no nos pase».

Tampoco quiso darle demasiadas vueltas al asunto Ernesto Valverde, siempre comedido en su discurso. «En el momento di muchas vueltas a la eliminación en Roma, pero ahora ya no tantas. Aquella derrota la vemos ya más como un estímulo. Conociendo las cosas que nos han sucedido, tenemos que poner un remedio. Y ese partido nos tiene que servir».

Sí fue claro Valverde con Dembélé, aún pendiente de recibir el alta médica pese a formar parte de la expedición azulgrana. El técnico prometió que no lo forzará, algo que sí hizo frente al Olympique de Lyon y que provocó la lesión del extremo francés: «Teniendo en cuenta que en el anterior partido de Champions forzamos y se lesionó, no correré riesgos. No puede volver a suceder».

Leave a Response

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *